El proyecto consistía en crear la imagen corporativa de una exposición de servicios y productos guatemaltecos, que competiría con la Interfer.

El concepto que se utilizó fue el centro de negocios, por la localización geográfica que tiene Guatemala, en el centro de América, y por la diversidad del país.